Saltar al contenido
Papel de pared decorativo

Claves para poner papel pintado en el baño

papel pintado baño

El baño es junto, junto con la cocina, la estancia de la casa que más veces se reforma. A fin de cuentas, es normal, van apareciendo cosas nuevas, los gustos van cambiando… ahora bien, hay quien se echa un poco para atrás porque cuesta mucho dinero pagar ciertos elementos, como los azulejos.

No obstante, ¿no se te ha ocurrido nunca que podrías poner papel pintado en el baño? Era una práctica muy común durante la década de los 50-60, que ahora se ha vuelto a convertir en toda una tendencia entre los amantes de la decoración de interiores. Pero, ¿cómo se decora un baño con papel pintado? ¡Ahora mismo te lo explicamos!

Ante todo, un papel pintado que soporte la humedad

Lo primero que debes tener en cuenta a la hora de buscar papel pintado para el baño es que este debe haber sido tratado para soportar la humedad. Así que no puedes comprar cualquier papel pintado que veas en las tiendas.

No, debe ser exclusivo para el baño. Y aunque creas que esto va a delimitarte mucho tus opciones a la hora de elegir uno u otro, no te equivoques, ¡por qué hay cientos de opciones diferentes para decorar los baños!

Papel pintado en tonos neutros, perfecto para baños pequeños

El papel pintado para el cuarto de baño es una excelente idea, puesto que hay diseños tanto de tonos neutros y lisos como con preciosas ilustraciones.

Cuando el baño es pequeño, es recomendable que el papel pintado de baño sea de un tono neutro, como el blanco o el gris, para que el espacio parezca más grande. Si luego quieres añadir algún detalle, siempre se puede poner una cenefa adhesiva.

En los cuartos de baño grandes también sería interesante lo de poner un papel pintado en un tono neutro, pues resulta más barato que uno con ilustraciones. Y te permite jugar un poco con los colores en este espacio.

Ahora bien, si tu baño tiene mucha luz natural, pues no estaría mal que escogieras un papel pintado con un color más oscuro, como un negro para cubrir una zona especial del baño (generalmente los tonos más oscuros se usan para la zona del lavabo), o un tono chocolate para que todo el baño sea de este color.

Combínalo con azulejos

No quieres tener toda la pared llena de azulejos, pero, ¿te interesaría que estuvieran presentes en parte del baño? Entonces, ¿por qué no usas un alicatado hasta la mitad con azulejos?

Cubre la mitad de la pared con azulejos de un tono más claro, mientras que la mitad superior será un papel pintado de un tono un poco más oscuro, o con alguna preciosa ilustración, para introducir algo de vida y color a tu cuarto de baño.

Destaca una zona del baño

Otra opción a la hora de usar papel pintado en el baño es usarlo para destacar una zona de este. Como te hemos comentado un poco más arriba, generalmente el papel pintado en un tono diferente se usa en la zona del lavabo.

Este suele encontrarse en la pared más grande del baño, así que puede servir para destacar esa zona sobre el resto. Todas las demás paredes las puedes cubrir con azulejos a tu gusto. Si esa zona es un poco más oscura, le darás importancia en la decoración, cosa que te viene muy bien estéticamente.

Combina dos tipos de papel pintado

Y si en lugar de usar un único tipo de papel pintado, ¿usases dos tipos diferentes? Sería una opción interesante para introducir dos colores, o dos estilos de superficie diferentes en tu baño.

Por ejemplo, pongamos que quieres un cuarto de baño que sea de estilo rústico, pues en ese caso pon un papel pintado hasta media altura que simule el ladrillo o la piedra, coloca una cenefa adhesiva para marcar la separación y en la parte superior un papel pintado en un tono neutro. ¡Quedará de lujo!

papel pintado para cuarto de baño

¿Y en la zona de la bañera/ducha?

Es cierto que hoy en día existen muchos tipos de papel pintado que soportan muy bien la humedad y el contacto con el agua. No obstante, sigue siendo peligroso usarlos en la zona de la bañera y de la ducha.

De modo que vas a tener que conformarte con emplear azulejos en esta zona. Podrías cubrir todo el cuarto de baño con papel pintado en el caso de que la bañera no se encontrase pegada a la pared. Eso sí, ibas a tener que vigilar mucho cuidado de no tocarla cuando estuvieras mojado, porque lo irías deteriorando con el tiempo.

¿El papel pintado con dibujos no se puede usar?

No hemos dicho eso. Si a ti te gusta el papel pintado con dibujos, claro que lo puedes usar. Es solo que todo un cuarto de baño cubierto con este tipo de papel de baño resulta un poco cargante.

En los cuartos de baño pequeños, por ejemplo, queda bien porque el espacio no es muy grande, por lo que no es tan absorbente estéticamente hablando. En cambio, un cuarto de baño grande, con todas las paredes con ese estilo de papel pintado, acaba siendo cargante y agobiante.

Si lo quieres introducir en un cuarto de baño grande, entonces que el papel pintado solo cubra la mitad, combinado con azulejos, o que sea una pequeña parte del baño la que esté cubierta por este, por ejemplo, el tramo de la pared en la que se encuentre el inodoro si este está apartado.

Cuando el cuarto de baño va a ser utilizado exclusivamente por críos la cosa puede cambiar un poco. Los baños para niños no suelen ser demasiado grandes, por lo que no es raro usar papel pintado para niños para vestir las paredes con ilustraciones de sus personajes favoritos de dibujos animados o imágenes graciosas. Pero, igualmente, llenar todas las paredes con este tipo de papel pintado para el baño puede ser cargante, así que ten mucho cuidado al elegirlo. No descartes la idea, pero comprueba bien el espacio e imagina como quedaría antes de ponerlo.