Saltar al contenido
Papel de pared decorativo

Tips para elegir el papel pintado para la cocina

elegir el papel pintado para la cocina

Aunque en occidente sea común que en las paredes de la cocina haya azulejos, si algo nos ha enseñado la decoración norteamericana y asiática, es que a veces es optar por otras técnicas, que al mismo tiempo resultan más rentables, tanto económicamente como estéticamente. Por ejemplo, el papel pintado para cocina.

Te vamos a dar una serie de tips para escoger el mejor papel pintado para tu cocina, sin importar el tipo de decoración acabes escogiendo para esta, para que quede espectacular.

Dejar solo una pared para los azulejos

En la decoración de cocinas, cuando se utiliza papel pintado, no se cubren las cuatro paredes. Tan solo tres ellas están recubiertas, mientras que la cuarta, que corresponde a la zona del salpicadero de la encimera, es decorada con azulejos.

El motivo es obvio; es la zona que más se ensucia por los fuegos, al preparar los alimentos… asi que es mejor que esté recubierta de azulejos que sean fáciles de limpiar. ¿Qué quieres papel pintado? Se puede poner, pero mejor si pones un salpicadero con unos azulejos de un miso color.

¿Superficie lisa o rugosa?

¿Sabías que existen algunos tipos de papel pintado para cocinas que tienen una superficie rugosa? No obstante, este tipo de textura no te va a servir para cualquier tipo de decoración. Utiliza la superficie rugosa para decoraciones de estilo shabby chic, boho chic, vintage, clásica o contemporánea.

En cambio, si vas a decorar tu cocina al estilo moderno, minimalista, nórdico, árabe… apuesta por un papel pintado que sea totalmente liso. ¿Y qué pasa si quieres tener una cocina de estilo rústico? Combina ambas texturas. Especialmente si has comprado un papel pintado que simule la forma de la piedra, que le dará más realismo.

¿Con o sin dibujos?

papel pintado para la cocina

¿Quedará bien que el papel pintado tenga dibujos en la cocina? De nuevo dependerá del estilo de la decoración. Como con los azulejos, en una cocina de estilo minimalista, por ejemplo, no puede haber dibujos.

Cosas como flores, vilos para cocinas con dibujos de aves y flores… es algo que pega más con una decoración más sencilla o vintage, incluso para las de tipo chic. En caso de otros estilos decorativos, es mejor una superficie limpia de ninguna ilustración, puesto que posteriormente ocuparás los huecos vacíos con objetos decorativos.

El color

Es importantísimo escoger el papel pintado del color adecuado para una cocina. Generalmente, las cocinas suelen ser bastante apagadas, por lo que un blanco, un beige o un gris seria la opción adecuada. Claro que, si es para una cocina de estilo náutico, un color de la paleta azul será el indicado.

¿No quieres complicarte mucho la vida? ¡Escoge el blanco! No solo ayudará a que parezca que la cocina tenga más luz, sino que además creará un efecto visual que hará que parezca más grande. ¡Perfecto para las cocinas pequeñas!

Tiene que ser lavable

Ten mucho cuidado con esto. Aunque un papel pintado decorativo sea para cocina, esto no quiere decir que esté preparado para algunas zonas de esta, como por ejemplo el salpicadero. Tanto para esa zona como para el resto de la cocina el papel pintado debe ser lavable, para que baste con pasar una bayeta para eliminar las manchas.

Piensa que cuando cocines el humo del fuego se esparcirá por toda la estancia, y no siempre vas a tener encendido el extractor de humo.

¿Con o sin zócalo?

Si alguna vez has visto imágenes de decoración de cocinas, habrás comprobado que hay quien pone un zócalo hasta la mitad de la pared y el resto lo recubre con un bonito papel pintado de cocina. Es una bonita decoración, pero desgraciadamente, quitando en una decoración náutica o nórdica, no queda muy bien.

Reserva esta combinación para espacios como el comedor, el pasillo o el salón, pero no la uses en la cocina. Mejor un papel pintado que llegue desde el suelo hasta el techo.